Miércoles 2 de Diciembre de 2020

  • 19.7º
  • Nublado

19.7°

EL CLIMA EN SANTA FE

20 de noviembre de 2020

“En Italia también la mafia manejaba la Legislatura y hubo un Mani Pulite”

El Ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe Marcelo Sain fustigó duramente la doble sanción express que tuvieron ayer dos leyes en la Legislatura “para demostrarle a Perotti que no tiene todos los resortes para gobernar la Provincia”. Otras textuales: “El círculo rojo patricio está con miedo, por eso van contra este gobierno”. “A Pullaro... lo encubrieron, sino que también hubiera estado comprometido penalmente. Si todo el mundo escuchó cómo se cometían delitos”. “Acá también hay organismos de inteligencia y de seguridad nacional que están teniendo juego en este cuento, así que no nos asustemos”. “Hay gente que está comprometida con cosas importantes. Y que no quieren que se investiguen”.


“Evidentemente estamos haciendo las cosas bien, eso quedó expresado en semejante reacción efusiva y grosera ayer en la legislatura por parte del bloque histórico de poder que ha gobernado la provincia de Santa Fe en los últimos 10 años. Y cuando digo bloque de poder me refiero al Frente Progresista, que se parece más a la Revolución Libertadora que otra cosa, y a la derecha peronista. Evidentemente el gobierno de Omar Perotti está haciendo las cosas bien y esta es una reacción para tratar de limitar el poder del gobernador, a demostrarle a Perotti que no tiene todos los resortes para gobernar la Provincia, que tiene que ir al pie a la Legislatura para todo, justamente en la antesala de la discusión del presupuesto”.

“Ellos quieren co-gobernar, los que gobernaban antes no asumen que no son más gobierno, y los socios peronistas de los socialistas no asumen que tampoco gobiernan, que apenas controlan el Senado”.

“Lo de ayer fue una grosería. Son leyes importantes y las sancionaron ayer sobre tablas para decir “acá estamos”, “nosotros somos los que manejamos el poder en la provincia”. Así que no me cabe la menor duda que fue un gesto institucional contra el gobernador Omar Perotti”.

“Buscan dos cuestiones muy puntuales. Una es no entrar en la discusión del paquete de reformas político institucional que ingresamos a la Legislatura en materia de seguridad y reforma policial. Este bloque de poder no quiere la reforma del sistema de seguridad pública. Nunca lo van a admitir públicamente, porque es más importante parecer que ser, pero la ley que más los incomoda es la de Seguridad Pública. Que es un proyecto que construye la autoridad de la política sobre el sistema policial. Le da la administración y la conducción del sistema policial al ministerio. Le da el control externo disciplinario y amplía fuertemente el control parlamentario. En Santa Fe la Legislatura no quiere la conducción política del sistema policial. Quieren lo que han hecho siempre: darle el poder a la policía y tener a la policía al servicio de la política y del financiamiento de la política”.

“Y el segundo punto que busca esta ley es tratar de poner obstáculos a la lucha contra la mafia que el gobierno de Perotti inauguró. Las investigaciones que se hicieron estos meses por parte de algunos fiscales y convalidadas por algunos jueces son investigaciones que no se vieron nunca en la provincia de Santa Fe, que fueron contra las estructuras de poder que convalidaban el universo criminal investigado. Acá está preso un Fiscal Regional, que era el fiscal del peronismo senatorial en Rosario. Preso por formar parte de una asociación ilícita criminal. La mano derecha de ese fiscal Regional está preso también. Hay estructuras policiales comprometidas también en esa asociación ilícita. Jefes policiales vinculados al ex Ministro Maximiliano Pullaro. Eso es lo que no quieren que avance en esta provincia. La depuración institucional. Porque pone en evidencia lo que dijo Omar Perotti cuando asumió ante la Asamblea Legislativa cuando dijo que se acabó el pacto de la política con la policía y de la policía con el crimen”.

“Nosotros le pusimos luz a ese pacto. Hay un juicio abierto contra el comisario Druetta, mano derecha de Pullaro, hombre del narcotráfico, que gestionó con el ministro codo a codo durante años. Entonces reaccionan de esta manera”.

“Durante las protestas policiales en Buenos Aires y en distintos puntos del país yo lo dije claramente: “hay personas que están asusando el levantamiento policial en Rosario vinculadas a un Senador. Intentan desestabilizar al gobierno a partir de la manipulación de sectores policiales afines a ellos”. A esto le hemos puesto luz en contra de la mafia y es esto lo que intentan impedir que avancemos”.

 

“En materia de fondos reservados, ustedes los periodistas saben que yo no pago con esos fondos a periodistas como se hacía antes. Yo no compro periodistas, yo no manejo pautas. Los fondos reservados se transfieren a las tres unidades policiales habilitadas normativamente a recibir esos fondos y son los fondos que financian estas grandes investigaciones. Quieren vaciarme las arcas para que no se lleven adelante estas grandes operaciones. Quieren que el sistema penal ponga presos solamente a los negritos de la periferia y le quieren hacer creer a la sociedad que ese es el verdadero delito. Acá hemos investigado circuitos históricos de lavado de dinero. El caso Oldani te lo muestra. La financiera que estaba lavando dinero de narcos notables en Rosario, que aparece en el caso Oldani, eran sistema que nunca eran tocados por el sistema penal. El círculo rojo patricio está con miedo. Y esta es la razón fundamental por la que van contra este gobierno”.

 

¿Cómo continúa funcionando un gobierno sobre el cual hay, a su entender, un esquema mafioso enquistado en la legislatura que intenta controlar al gobierno?

 

 

 

“Bueno en Italia también la mafia manejaba la Legislatura, y hubo un Mani Puliti. Acá también hay organismos de inteligencia y de seguridad nacional que están teniendo juego en este cuento, así que no nos asustemos. Este es el viejo sistema partidario. Son los socios históricos. Que empezaron siendo socios de la gobernabilidad y terminaron siendo socios en un montón de negocios políticos y económicos. Eso es lo que esta en tela de juicio. Vamos a seguir con la gestión que tenemos sin ningún problema”.

 

“La cuestión personal mía con relación a la incompatibilidad de la ley de reforma del Ministerio Público, para mi inconstitucional, es lo de menos. Pero acá queda en claro que también hay sectores del MPA que tampoco quieren que yo vuelva al organismo de investigaciones. El manejo que el Fiscal General Baclini ha demostrado al frente del MPA deja mucho que desear. Se maneja como un juez de instrucción. Baclini es responsable de gran parte de la crisis por la que atraviesa el MPA.

No es menor lo que está pasando en Rafaela, en Santa Fe y particularmente en Rosario con el MPA, con algunos fiscales comprometidos con hechos deleznables”.

“Hay sectores dentro del MPA que están muy pegados a la política. El año pasado Baclini acordó con Pullaro incorporar 100 miliantes radicales al organismo de investigaciones. El que reclutó a los radicales de los distintos comités provinciales fue el diputado Cándido, que era mano derecha de Pullaro en el Ministerio. Ahí no estaba sensibilizado con esto el diputado Pabli Farías, porque también había militantes allegados a él. Eso, gracias al trabajo del sindicato de Judiciales pudimos solucionarlo y aproveché para sacarme de encima militantes radicales, inservibles todos, que habían invadido el MPA para hacer política”.

“A mi no me van a venir a contar que les preocupa la politización de la Justicia. El MPA fue formado por un pacto del Socialismo y el Peronismo, en donde acordaban y cambiaban los jugadores, los fiscales, los fiscales regionales”.

“La causa Pullaro (de las escuchas con el jefe de policía de Rafaela en las que el ministro quedó expuesto infringiendo la ley de transparencia de los ascensos policiales), la causa Pullaro en un país normal, hubiera no sólo sacado a Pullaro del Ministerio y lo encubrieron, sino que también hubiera estado comprometido penalmente. Si todo el mundo escuchó cómo se cometían delitos”.

 

 

Hizo referencia a investigaciones con el gobierno nacional, a inteligencia, hasta deslizó la idea de un Mani Pulite… sería una situación inédita en Santa Fe...

 

“Yo no voy a ventilar lo que estamos trabajando con el gobierno nacional, pero más de uno se va a tener que agarrar los pantalones. ¿O ustedes creen que la grosería y la premura de ayer en la Legislatura no demuestra miedo? Demuestra que hay gente que está comprometida con cosas importantes. Y que no quieren que se investiguen. Vean las causas sobre el juego clandestino en Melincué, en Rosario y en Rafaela. Vean toda la trama de protección que ha habido. Quienes son los actores y quienes han quedado afuera de la última imputación en Rafaela, sobre todo ha quedado afuera un policía de manera notoria, que tiene que ver con la investigación que hablábamos del fiscal Apullán contra Pullaro”.

 

“Fíjense lo que está pasando con la causa Oldani. Yo denuncié en la Justicia Federal que podría estar ocurriendo el delito de intermediación financiera en ese lugar, y esta semana el fiscal Walter Rodriguez le puso nombre y apellido a ese delito. Y esos nombres y apellidos son del círculo rojo santafesino. Eso genera pánico. ¿Hasta dónde se va a llegar con esto? Es una pregunta que les genera pánico. Porque en esta provincia nunca se investigaron delitos de poder. Siempre hubo eficacia en la investigación de los plebeyos. Pero nunca de los que han gobernado la política y la economía santafesina”.

 

Un fiscal cualquiera que por un lado lo escucha a usted y al gobernador que les dicen que investiguen y por otro lado mira lo que pasó ayer en la Legislatura y sabe que su futuro depende de los legisladores… ¿Qué hace?

 

Bueno, es el peor mensaje institucional escenario que puede tener un fiscal. Y sobre todo cuando tiene que investigar el crimen organizado, que siempre tiene protección del Estado, en algún escalón… policial, político, judicial o legislativo. Con lo cual el mensaje que reciben es “fiscal, fiscala, vos investigá a los negritos de la periferia, no vas a entrar adentro de los bulevares y muchísimo menos adentro de las financiera y adentro de los countries. Ahí el sistema penal no entra. Ahí no hay estado. Este es el mensaje que les están dando. Pero yo les digo que tienen que confiar en nosotros. Porque tienen un gobierno que, por primera vez, no pactó con la mafia. Es un gobierno que da claras demostraciones de no tener acuerdos con la mafia, con el narcotráfico, no gobernamos delegándole el poder a la policía para que haga lo que quiera, inclusive manejar l narcotráfico en Santa Fe. El gobernador Perotti me dijo textualmente muchas veces: “nosotros no vinimos hasta acá para hacer lo mismo que se hizo hasta ahora”. Hoy Santa Fe tienen un gobierno con dignidad. No tiene un gobierno de camanduleros que se ponen piel de corderos, fundamentalmente con una enorme protección mediática.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!