26 de marzo de 2020
Emergencia: Prohibido romper el vidrio
Cada vez que paso frente a un matafuegos, o a una caja de esas rojas en las que se enrollan las mangueras para incendios, o cuando viajo en colectivo de larga distancia, mi cabeza juega con el cartelito de “Rompa el vidrio en caso de emergencia”. ¿Me tocará alguna vez romper el vidrio? ¿Se romperá posta a la primera de cambio? Ayer miraba por youtube, en vivo, la sesión de la cámara de Diputados de la Provincia, y me acordé de ese cartelito. Lifschitz y sus socios, le impiden romper el vidrio a Perotti, en medio de la emergencia.

Tan lejos de la gente, tan lejos de lo que nos está pasando... tan poco Progresistas Cívicos y Sociales... El mundo en pandemia y acá rosqueando barato para no darle herramientas a quien elegimos para que nos gobierne.

La especulación política debería tener el límite, mínimo, de comprender que estamos encerrados en nuestras casas, porque por primera vez un virus está amenazando matar a millones y esto trae alguna que otra consecuencia en la vida de los pueblos. Un mínimo límite ante la vida o la muerte. Pero está visto que no.

Hoy la sociedad necesita que el Estado le ponga plata en el bolsillo a los que menos tienen y a los que no pueden generar ingresos por quedarse en casa. Y debe hacerlo a como.de lugar. En blanco, en negro, en azul, con débitos, con tarjetas, con lo que se tenga a mano para llegar ya. No en un mes.

Nadie puede pasar hambre y quedarse encerrado. Si a mí me pasara, si a vos te pasara, ¿qué hacés? ¿Te quedas encerrado viendo como tus pibes tienen hambre?

A ningún médico, a ningún enfermero, a ningún camillero, a nadie le puede faltar un barbijo, un elemento de seguridad. ¿Vos qué harías si fueras enfermera o camillero y no tenés protección? ¿Te expondrías igual y volverías a tu casa con el riesgo de contagiar a tu familia?

En todos los municipios, en todas las provincias y a nivel nacional los opositores le dieron las herramientas a los que gobiernan, para que puedan hacerle frente a este momento de excepción. Y no sólo les dieron las herramientas, se sacaron fotos, dieron conferencias juntos y se plegaron al plan que marca la Nación. Acá, socialistas y radicales, no le dejan romper el vidrio a Perotti para sacar el matafuegos en medio del incendio.

Después de haber hecho tristemente historia, al imponerle un presupuesto al que ganó las elecciones, COSA QUE JAMÁS OCURRIÓ EN LA HISTORIA, NO SÓLO DE LA PROVINCIA, TAMPOCO HAY ANTECEDENTES EN TODO, EN TOOOODO EL PAÍS, decía, después de haber hecho tristemente historia, al imponerle un presupuesto al que ganó las elecciones, se negaron a declarar la emergencia en las áreas que dejaron prendidas fuego. ¿Por qué? Porque no les gustaba que dijeran que habían dejado a la provincia en Emergencia…. Y ahora, en medio de la pandemia mundial, tampoco le dan las herramientas que pide Perotti, para pelear la guerra.

Le permiten tomar deuda, pero se la dejan usar sólo para pagarle las deudas a las empresas contratistas, a las que el Socialismo y el Radicalismo le revolearon obras por toda la provincia, y les dejaron de pagar a mitad del año pasado. Es tan alevosa la redacción en favor de los empresarios amigos de Lifschitz, que hasta a ellos debería avergonzarlos.

También lo dejan endeudarse, pero, para devolverle la plata que la provincia le debe a los municipios, deuda que viene acumulándose durante los años que gobernó… adivinen quien… Si, adivinaron, de los años que gobernaron ellos mismos.

Nada prevé el proyecto del socialismo, por ejemplo, respecto de la millonaria deuda que dejaron en la EPE antes de irse. ¿Cómo va a pagar la provincia esos montos? ¿Tiene que aumentar la tarifa de luz en medio del aislamiento? ´¿Tiene que aumentar la tarifa luego de decretar el congelamiento? ¿Se puede endeudar, al menos para esto? No. También le prohibieron tomar deudas para congelar tarifas.

 Los socialistas y radicales le recortaron ayer la posibilidad de endeudarse a la Provincia en casi 9.000 millones de pesos para recomponer la caja que, literalmente, dejaron vacía.

Esos 9.000 millones eran  para atender las necesidades sociales más urgentes: la emergencia sanitaria (antes del coronavirus) y la emergencia alimentaria, ley nacional a la que Lifschitz adhirió por decreto.

En una nota publicada ayer en el blog Nestornautas se detallan varias perlitas que, en el caso de convertirse en Ley las reformas que aprobaron ayer los opositores en Diputados, dejan en evidencia la mezquindad política de los protagonistas.

Los socialistas aprovecharon la movida, por ejemplo, para colar en su proyecto una avivada más del rosarigasismo. Le dan al intendente rosarino la posibilidad de devolverle a la provincia la montaña de guita que Binner, Bonfatti y Lifschitz le anticiparon por coparticipación a ese municipio y que nunca devolvieron… en 60 cuotas, o sea, en 5 años, o sea… chicos paren…

Y como además de gobernar rosario, lo tienen a Jatón en Santa Fe, también le crearon un párrafo con coronita para el ex conductor de noticieros, como la ciudad no le debe adelantos a la provincia (porque en los últimos dos años se pelearon con Corral y entonces no le anticiparon más nada), agregaron un párrafo en el que la provincia le tiene que dar un anticipo extraordinario por ser bueno y no tener deudas. Ahhh, y que lo devuelva igual que Javkin, en 60 cuotas.

Finalmente, socialistas y radicales dicen haberle autorizado a Perotti, en su despacho de mayoría,  un fondo especial de 6.000 millones para enfrentar la pandemia de Coronavirus. Pero en realidad, no le están autorizando a nada. 24 horas antes, fue el propio Perotti quien los anotició personalmente que había creado dicho fondo por decreto. La maniobra socialista sólo se explica al leer hoy las noticias de los grandes medios santafesinos. Grandes amigos, que siguen sosteniendo el relato, de los que ya no tienen la caja que les garantizaba grandes pautas, tan grandes que en vez de pautas, parecían anticipos de cuotas societarias.

En el medio, la gente encerrada en sus casas. En el medio una guerra con un enemigo invisible. En el medio la economía que estaba en coma, ahora agoniza con el aislamiento obligatorio. En el medio los bolsillos flacos de los aislados. En el medio las cárceles explotadas de pobres que dejó el socialismo se prenden fuego, porque el aislamiento los dejó sin visitas, a los presos no les llega ni la plata para sobrevivir, ni comida, ni drogas.

Y estos tipos, poniendo a la razón en cuarentena, le tiran nafta al fuego creyendo que cuanto peor, mejor. Rompan el vidrio muchachos, que esto es una emergencia.



COMPARTIR:
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 


Solar de Radio - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet